Noticias

La Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ) ha enviado a los grupos políticos que concurren a las próximas elecciones europeas un manifiesto en el que solicitan su compromiso para apoyar un modelo comercial y económico que evite las desigualdades globales, asegure condiciones de trabajo dignas y favorezca la protección del medio ambiente. Esta es una de las acciones de la campaña Vote For Fair Trade (Vota Comercio Justo), que varias organizaciones europeas están llevando a cabo en 15 países. Con la iniciativa quieren llamar la atención de la ciudadanía y de los y las representantes políticos ante la pobreza, la explotación laboral, el uso de mano de obra de infantil o la destrucción del medioambiente, consecuencias de un modelo comercial injusto.

En el manifiesto remitido a los grupos políticos, las entidades de Comercio Justo resumen sus reivindicaciones en cinco puntos. En primer lugar, solicitan la promoción de una economía más humana que asegure una vida digna para todas las personas que participan en la cadena comercial. Asimismo, piden que se impulse un marco de acción que haga frente a los abusos de las grandes empresas distribuidoras que, a menudo, provocan violaciones de los Derechos Humanos. Por otra parte, señalan la necesidad de incentivar a organizaciones productoras y empresas para que desarrollen mercados justos. En el cuarto punto, las organizaciones exigen que la política comercial dela Unión Europea incremente el bienestar económico, social y medioambiental en todo el mundo en lugar de responder a los intereses de los poderosos lobbies empresariales, y que dicha política sea debatida de forma democrática y transparente. Por último, las entidades solicitan a los candidatos y candidatas que trabajen para la puesta en marcha de una estrategia europea por el Comercio Justo, en apoyo a este movimiento y sus planteamientos, tal y como ha solicitado el Comité de las Regiones.

Además del manifiesto, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo ha enviado a los representantes políticos la publicación “Qué justicia comercial para qué Unión Europea”, en la que se analizan los principales impactos de la política comercial europea, así como las alternativas posibles. Este documento contextualiza las demandas realizadas en el manifiesto.

En él, la CECJ argumenta cómo el modelo comercial de la UE genera un agro-negocio dominado por grandes empresas transnacionales y que trae como consecuencias la sobreproducción, el deterioro medioambiental, prácticas de dumping, o la destrucción de la agricultura familiar y de pequeña escala. La publicación también resume el debate celebrado en Madrid el 3 de diciembre de 2013, en el participaron representantes de los principales partidos políticos junto con organizaciones sociales.