Noticias

Hoy, como cada segundo sábado de mayo, los ciudadanos y ciudadanas celebramos el Día Mundial del Comercio Justo.

Queremos aprovechar este día para tirar del hilo y poner de manifiesto qué es lo que hay detrás de gran parte de la ropa que vestimos. Y lo que hay no son sino injusticias y violaciones de Derechos Humanos. Este sector, que mueve 34.000 millones de euros al día solamente en Europa, muestra de forma muy clara las consecuencias de la globalización y de un modelo económico profundamente injusto, en el que los derechos de los trabajadores y trabajadoras quedan supeditados al beneficio económico de unos pocos.

Es un sector donde:

- Las multinacionales se quedan con lo más lucrativo del negocio, en tanto que los trabajadores y, sobre todo, las trabajadoras de las maquilas, realizan jornadas extenuantes de 12 o 14 horas en condiciones infrahumanas.

- Un sector donde el 80% de los trabajadores son mujeres, que ganan como media entre un 20 y un 50 por ciento menos que los hombres por las mismas tareas.

- Un sector que se deslocaliza continuamente a aquellos países donde los sindicatos son perseguidos, las negociaciones colectivas no están garantizadas, y los trabajadores y trabajadoras no pueden velar y defender sus derechos más elementales.

- Un sector donde la subcontratación significa feminización de la pobreza, explotación laboral y delegación de responsabilidades por parte de las multinacionales en las empresas que las suministran.

Hoy, Día Mundial del Comercio Justo, queremos recordar a las comunidades y personas que más están sufriendo esta situación de explotación, de pobreza y exclusión, así como las causas que las provocan.

Y porque nos importan, desde el movimiento del Comercio Justo queremos decir alto y claro que vamos a seguir tirando del hilo para seguir denunciando estas injusticias y defender un mundo más justo, más humano, más decente.

¡No queremos ser cómplices de la injusticia! ¡Actúa!

¡Tira del hilo!

La celebración del Día Mundial del Comercio Justo en España está promovida por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo y cuenta con financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Descarga  el manifiesto en gallego, catalán y euskera: