Noticias

Dentro de la red internacional de Comercio Justo existen más de 2.000 organizaciones productoras repartidas en 75 países de África, Asia, América Latina y el Caribe, en las que se integran más de 2 millones de personas. De ellas, tres de cada cuatro organizaciones se dedican a la producción de alimentación y de materias primas como el algodón. África, con un millón de personas trabajando en Comercio Justo, sería el continente más beneficiado, según datos de Fairtrade International, la entidad certificadora de Comercio Justo con más implantación en todo el mundo.

Por otro lado, y según la Organización Mundial del Comercio Justo, unas 250 entidades se dedican a la producción de textil o la artesanía. Un 75% de ellas están situadas en África y Asia, y la mayoría de sus integrantes son mujeres. Desde el punto de vista del impacto económico, en 2014 las ventas de Comercio Justo alcanzaron los 5900 millones de dólares solo teniendo en cuenta los productos certificados por Fairtrade International. Estos ingresos benefician fundamentalmente a quienes trabajan en las organizaciones y sus familias ya que reciben un salario digno y estable, y sus ingresos no están a expensas de las variaciones del mercado o de la especulación. Pero además el Comercio Justo tiene otros impactos positivos en el medio ambiente (preservación de la tierra, el agua y la biodiversidad, abandono de prácticas perjudiciales, fomento de la agricultura ecológica), la organización política (aplicación de modelos democráticos, participativos y transparentes) y en el entorno, ya que con la prima -la cantidad extra que reciben las organizaciones productoras- éstas desarrollan proyectos educativos, sanitarios, sociales, de infraestructuras, etc.

En 2014, el Comercio Justo distribuyó 95 millones de dólares en primas. En España, este año el Comercio Justo cumple su 30 aniversario desde la apertura de las dos primeras tiendas, en San Sebastián y Córdoba. En la actualidad hay 140 tiendas y puntos de venta especializados, gestionados por las organizaciones de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. Además los productos están presentes en otros establecimientos minoristas, grandes superficies y cadenas de hostelería. Las ventas en 2014 ascendieron a 33,2 millones de euros, un 8% más que el año anterior. En las organizaciones del sector trabajan 150 personas y más de 2500 colaboran como voluntarias, el 80% mujeres.

Lee este Cuaderno y descubrirás quiénes somos, nuestros criterios de actuación y el impacto que tiene el Comercio Justo en la vida de las comunidades del Sur… Para leerlo, pincha aquí.