El proyecto Centros Educativos por el Comercio Justo cobra nuevo impulso en el mes del Comercio Justo al acreditarse tres nuevos centros. Centros educativos por el Comercio Justo es un proyecto que se impulsó por primera vez en España el año 2011, con financiación del AECID y bajo el paraguas del proyecto Ciudades por el Comercio Justo, iniciativa que se viene desarrollando desde 2001 en todo el mundo y que actualmente cuenta con 2063 ciudades acreditadas en todo el planeta.

Terminado el periodo de ejecución formal de Centros Educativos por el Comercio Justo, PROYDE junto con IDEAS apostaron por seguir promoviéndolo, manteniendo el paso de otros países europeos que han apostado fuerte por la promoción del proyecto FairtradeSchools. El proyecto premia el compromiso de aquellos centros que introducen reflexiones y actividades de sensibilización en sus aulas y promueven el consumo de productos de Comercio Justo en su entorno, constituyendo además un estímulo para seguir creciendo en la difusión de alternativas de consumo que apoyan un tipo de economía respetuosa con las personas y con medio ambiente.

El pasado 18 de mayo el centro educativo La Salle Eibar recibió la acreditación en un acto que contó con la presencia de la concejala del Ayuntamiento de Servicios Sociales, Idoia Sarasqueta y al que asistió Valentina Andaloni, responsable del Departamento de Comercio Justo de PROYDE. El equipo local de PROYDE – PROEGA lleva muchos meses organizando actividades para sensibilizar a toda la comunidad educativa, y tratando de llevar el mensaje de puertas para fuera. Coincidiendo con su acreditación (y con una subvención del Ayuntamiento), el centro ha editado un video sobre Comercio Justo y Consumo Responsable que ha empleado en múltiples actividades de sensibilización a diferentes colectivos, y cuenta con poner en marcha próximamente su tienda online, gracias a la cual será posible pedir productos de Comercio Justo eligiendo en qué centro recogerlos. El Ayuntamiento de la localidad guipuzcoana lleva años comprometido con el mantenimiento del 1% de su presupuesto para cooperación, lo que permite amplificar el alcance de las actividades que se impulsan desde los equipos locales de Comercio Justo.

Siguen las celebraciones: la semana siguiente, el día 24 de mayo, le tocó a La Salle – Joaquina Santander de Talavera de la Reina (Toledo) recibir, de manos de la responsable de Comercio Justo de PROYDE, el Diploma de Centro Educativo por el Comercio Justo, en un evento en el que el equipo local de PROYDE aprovechó la presencia del Director de la organización para contar a las y los asistentes sobre las actividades de formación y capacitación en materia agrícola que se organizan en Burkina Faso en el marco del proyecto CLIMA.

PROYDE – Talavera lleva cerca de cuatro años sensibilizando a toda la comunidad educativa del centro educativo mediante reflexiones, tutorías, incluyendo contenidos de Comercio Justo en varias asignaturas, y poniendo stands de productos en el centro y fuera de él, en coordinación con otras organizaciones de la localidad. Este merecido reconocimiento les supondrá un incentivo para seguir informando y difundiendo el Comercio Justo dentro y fuera del centro.
Acudió al acto el concejal de Economía de la ciudad toledana, por lo que se espera poder vislumbrar posibles colaboraciones futuras con el Ayuntamiento, que siempre se estiman tan valiosas.

Las buenas noticias no terminan: el día 8 de junio será la vez del vizcaíno Eguzkibegi Ikastola, quien recibirá, a mano de la Secretaria de la organización PROYDE – PROEGA, el diploma de Centro Educativo por el Comercio Justo. El acto verá la participación del concejal de Participación Ciudadana y la responsable de Agenda 21 de la localidad de Galdácano.

El centro lleva años comprometido con esta alternativa de consumo, habiendo realizado diferentes actividades de sensibilización como la exposición sobre la campaña Ropa Limpia, un desfile de ropa de segunda mano, la creación de una cooperativa para llevar productos de Comercio Justo a los padres y madres del centro, creación de un video sobre grupos productores del Sur por parte del alumnado, y la introducción en el centro de balones de Comercio Justo, así como de café de Comercio Justo en las máquinas de vending. Un compromiso que es para celebrar. Y con este título que lo formaliza, seguramente el equipo de Comercio Justo del centro encontrará nuevo impulso para seguir apostando por promover la reducción de las injusticias comerciales.

¡UNA FUERTE ENORABUENA A LA SALLE EIBAR, LA SALLE TALAVERA Y EGUZKIBEGI IKASTOLA!