Un estudio elaborado por la Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO), Traidcraft Exchange y las Universidades de York y de Cambridge analiza modelos de negocio que ponen a las personas y al planeta en primer lugar. El informe describe sus características y los principios por los que se rigen.

El informe, titulado «Creación de la nueva economía: modelos de negocio que ponen a las personas y al planeta en primer lugar», desafía a los líderes gubernamentales, empresariales y financieros, que se reúnen estos días en Davos, a fomentar este tipo de modelos comerciales para poner en marcha una nueva economía.

Roopa Mehta, presidenta de la Organización Mundial del Comercio Justo, explica: «La nueva economía ya está aquí. Las empresas y organizaciones de Comercio Justo están uniendo fuerzas con el movimiento empresarial social más amplio para demostrar que las empresas realmente pueden poner a las personas y al planeta en primer lugar. Todos necesitamos aceptar esta revolución en los negocios».

Basándose en un estudio reciente de las empresas y organizaciones productoras que forman parte de la Organización Mundial del Comercio Justo el informe presenta modelos fundamentales de gobernanza, gestión y reinversión de beneficios que ya están funcionando en todo el mundo. Dichas entidades se centran en beneficiar a la sociedad y al planeta. También son empresas y organizaciones más resilientes y son más capaces de impulsar los esfuerzos de sostenibilidad.

Las principales conclusiones de este estudio en relación a las organizaciones y empresas Comercio Justo (miembros de la WFTO) son las siguientes:

  • El 92% de las organizaciones y empresas reinvierte todos los beneficios en su misión social.
  • El 52% están dirigidas por mujeres
  • Tienen 4 veces menos probabilidades de ir a la bancarrota.
  • El 85% sacrifica los objetivos financieros para lograr objetivos sociales o medioambientales, manteniendo al mismo tiempo la viabilidad comercial.

El informe incluye un estudio de casos en los que la propiedad de una organización o empresa por parte de sus trabajadores/as, agricultores/as o artesanos/as da lugar, de manera directa, a que ésta priorice los intereses de los productores y productoras.

El informe también incluye un estudio de casos de organizaciones o empresas de Comercio Justo que han innovado otros modelos de gobernanza, gestión y distribución de los beneficios que garantizan la primacía de su misión social. Si bien practican un modelo radical de Comercio Justo (Comercio Justo en sus operaciones y con sus proveedores), estas organizaciones y empresas también son pioneras en prácticas ecológicas.

Erinch Sahan, director ejecutivo de la Organización Mundial del Comercio Justo y coautor del informe, señala: «La primacía de los beneficios como idea de negocio está obsoleta y está lastimando a las personas y al planeta.

Mientras que los líderes de Davos exploran el concepto de capitalismo de las partes interesadas, 364 organizaciones y empresas de Comercio Justo que generan más de 750 millones de euros en volumen de negocio ya hicieron que esto sea una realidad. Un millón de personas ya se están beneficiando de este otro modelo comercial y económico. Ahora es el momento de la acción para difundir estos modelos empresariales a lo largo y ancho».

Toda la información y el estudio de casos en esta web: https://wfto.com/unetealarevolucionempresarial/