Noticias

A lo largo de estos 30 años de Comercio Justo en España, la labor de muchos profesores y profesoras ha sido esencial para sensibilizar sobre el consumo responsable, la injusticia y la pobreza entre los estudiantes. Con motivo del Día del Maestro (27 de noviembre) queremos homenajear a todos aquellos educadores-as comprometidos con el Comercio Justo. Y lo hacemos dando a conocer su trabajo en este campo. Algunos de ellos-as nos lo cuentan:

“El Comercio Justo es una ayuda curricular en algunas asignaturas”. Entrevista a Rafael Palomera Gutiérrez, del Colegio San Juan Bautista – La Salle, en Los Corrales de Buena (Cantabria)

Me llamo Rafael Palomera Gutiérrez, además de ser el delegado local de PROYDE en Los Corrales de Buelna (Cantabria) soy profesor de diversas asignaturas del departamento de Ciencias (Matemáticas, ACM) y de Religión en Secundaria.

¿Llevas muchos años trabajando como profesor?

Con este ya son 11 los años que llevo impartiendo clase de diversas asignaturas y en diversos colegios.

¿Trabajas el Comercio Justo o el consumo responsable con tus alumnos?

Por supuesto. En el Colegio somos varios los profesores que colaboramos en insertar el Comercio Justo en la vida diaria del Centro, tanto en horario escolar como extraescolar. El Comercio Justo es una ayuda curricular en algunas asignaturas, tanto de Secundaria como de Ciclos Formativos y es, además, una oferta de voluntariado que desarrollamos en los recreos, que preparamos todas las semanas y que se hace realidad una tarde al mes en una tienda abierta al pública en una de las calles más céntricas de la localidad.

Por supuesto que es muy normal trabajar muchas otras campañas dentro de la Educación en la justicia y la solidaridad en el Centro. Creemos en la necesidad de impulsar la sensibilización y el empeño por hacer un mundo mejor, más justo y que no pierda de vista a las personas y países empobrecidos, que son también nuestros hermanos y con quienes compartimos la otra mitad, la sur, de nuestro planeta.

Seguro que, poco a poco, como dice el lema de la ONGD PROYDE, mucha gente pequeña, en muchos lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo.

¿Qué tipo de actividades hacéis sobre estos temas?

La educación en la justicia la trabajamos desde muchos ámbitos y el Comercio Justo en particular tiene un amplio hueco en el Centro. El Comercio Justo aparece de manera curricular, dentro de algunas asignaturas de Secundaria. Algunos alumnos preparan la venta del Comercio Justo como parte del trabajo de sus asignaturas. Y además hacemos:

Venta de Comercio Justo en los recreos del Centro

Reflexiones de la mañana vinculadas con la educación de la justicia en diversos momentos del año.

Venta de Comercio Justo al público con voluntarios en una tienda abierta en la calle con autorización municipal una vez al mes

Puesto de autoservicio para profesores y miembros de la Comunidad Educativa en la sala de profesores

Semana de la ONGD PROYDE con venta diaria de Comercio Justo y venta a familias

Prácticas de los alumnos de Ciclos Formativos de la sección de Administración y Comercio en la venta de comercio justo, preparación de pedidos, devoluciones, embalaje, venta al público, creación de tienda y expositores, cartelería, etc.

Vitrina de Comercio Justo en la recepción del Centro.

“Desde hace 20 años, por iniciativa de un grupo de profesores, formamos el grupo de alumnos ‘Taller de sensibilización Norte-Sur” Testimonio de Mabel Rodríguez y Julia Moreno, Centro de Formación Somorrostro (Vizcaya)

Somos un grupo de profesores y profesoras del Centro de Formación Somorrostro. Impartimos diferentes asignaturas: Lengua Castellana, Euskera, Inglés, Religión, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales …. Y tutores/as de diferentes niveles: ESO, Bachillerato, Formación Profesional, Aulas de alumnos con Necesidades Educativas Especiales. La mayoría de nosotros llevamos, como mínimo, 15 años impartiendo clase.

Desde hace 20 años, por iniciativa de un grupo de profesores, formamos un grupo de alumnos “Taller de sensibilización Norte-Sur” que fue concretándose en diferentes proyectos. Uno de ellos fue el Comercio Justo. Desde entonces trabajamos en colaboración con Kidenda, SETEM y ALBOAN. Somos punto de venta con productos de Kidenda

El grupo de Comercio Justo está formado por alumnos de 4º ESO y Bachilllerato (unos 50). Los objetivos de este grupo son la formación en Comercio Justo, la sensibilización al resto de la Comunidad Educativa y la venta semanal de productos de Comercio Justo en los recreos.

Algunos de los estudiantes que participan en el grupo “Taller de sensibilización Norte-Sur”

En general, hay una buena respuesta ante este proyecto. Los alumnos/as están interesados y responden con ilusión en las diferentes acciones. Respecto al consumo, los alumnos no son tan receptivos por el precio de los productos. Hay una mayor implicación en la compra por parte de los profesores o también de algunas familias.

Una de las actividades que más les gusta es la elaboración de recetas con productos de Comercio Justo en la cocina del Centro. También es muy atractiva para ellos la degustación de chocolate que hacemos en el Día del Comercio Justo

Dentro de las acciones de sensibilización, lo que más les llama la atención es preparar talleres para cursos inferiores (juegos, ginkanas, dinámicas….)

Para nosotras/os es muy gratificante trasmitir al alumnado valores sobre el consumo responsable.

“Creemos que el alumnado con este tipo de actividades toma parte en un compromiso social”, testimonio del grupo de profesoras del Colegio Aldatze – Santa María de la Providencia de Eibar (Guipúzcoa)

Somos un grupo de profesoras del Colegio Aldatze – Santa María de la Providencia de Eibar. Trabajamos con el alumnado el tema de Comercio Justo en el aula y fuera de ella. En el trabajo que hacemos fuera del aula contamos también con la participación de un grupo de madres del Colegio y el apoyo de una ONGD local, EGOAIZIA.

El trabajo fuera del aula nos ha permitido organizarnos de forma estable para la venta de productos de comercio justo. A través de esta venta directa de los productos hemos podido dar a conocer la realidad de un comercio justo y de otro que no lo es. Hemos educado en la participación, hemos fidelizado clientes.

Profesoras y estudiantes del Colegio Aldatze-Santa María de la Providencia

Creemos que el alumnado con este tipo de actividades dentro del aula y fuera de ella toma parte en un compromiso social, intentamos concienciar sobre el pago equitativo, igualitario y solidario. Intentamos inculcar y educar un trato justo y digno de las personas.

Además de las actividades que suponen la venta de productos de comercio justo, tenemos la oportunidad de formarnos y relacionarnos con personas pertenecientes a otros grupos que trabajan desde otros ámbitos en la misma línea de transformación social.

El espacio de voluntariado, con una tarea común, permite una relación diferente entre madres-padres-profesorado y alumnado, nos vincula en un trabajo conjunto con un objetivo común que va más allá del centro educativo. Esto nos coloca de alguna manera en el devenir de nuestro momento histórico como grupo y nos lleva a cuestionarnos, a cada uno-a a su nivel, por nuestra responsabilidad como ciudadanos de nuestro mundo.

El grupo de voluntariado comparte en distintos momentos sus acciones e inquietudes con otros miembros del AMPA, del profesorado y del alumnado, lo que tiene un efecto multiplicador.

“Los jóvenes deben conocer el Comercio Justo para que, al menos, tengan la opción de decidir”, testimonio de Lola Solo de Zaldívar Maldonado, del colegio Nuestra Señora de Guadalupe, Mérida

Soy Lola Solo de Zaldívar Maldonado, trabajo en el Colegio Ntra .Sra. de Guadalupe, de Mérida.

Soy Orientadora Educativa, y además imparto clases de lengua y de apoyo en ESO. Llevo 20 años en el colegio ejerciendo de Orientadora pero mucho menos tiempo de profesora.

El curso pasado impartí la materia de Educación Ética y Cívica en cuarto de ESO y fue una experiencia estupenda la actividad que realizaron los alumnos sobre el Comercio Justo.

Considero como docente que es un tema que deben conocer nuestros jóvenes porque ellos mismos están siendo víctimas de los riesgos del comercio tradicional. Deben conocerlo por lo menos para que tengan la opción de elegir.

En la materia de Ética, en relación al tema de conciencia social y consumo responsable, los alumnos analizaron las ventajas e inconvenientes del comercio tradicional frente al Comercio Justo. Se apoyaron en los programas de Salvados acerca de las empresas multinacionales por la explotación laboral etc….

El trabajo que realizaron consistía en un spot publicitario de productos de Comercio Justo. Tenían que elegir un producto de la ONGD Taller de Solidaridad, investigar sobre el mismo, sus características, los criterios del Comercio Justo, beneficios frente a otros productos que nos son de Comercio Justo, e información de sus importadoras y país de fabricación. Además tenían que añadir una buena argumentación para promocionar ese producto y convencer a sus compañeros que lo compran. Elaboraron folletos informativos, dípticos, publicidad e incluso alguno de ellos realizó el juego de la oca del Comercio Justo.

El resultado fue muy positivo, elaboraron buenas exposiciones y el aprendizaje fue satisfactorio. Los propios alumnos hicieron un balance muy bueno de la actividad, y por otro lado, les sirvió de concienciación.

Durante este curso, alguna actividad realizaremos también. Hay que seguir concienciando a la juventud y aprovechar la labor que hacemos en el colegio con Taller de Solidaridad, ya que somos un centro sensibilizado con el Comercio Justo. Nos ayudan todos los años a montar la tienda de Comercio Justo en Navidad.

Experiencia, buenas prácticas de la ONGD Petjades: Servicio de café con productos de comercio justo en Centros Educativos La Purísima de la Comunidad Valenciana.  

Desde Petjades ONGD trabajamos en proyectos de comercio justo bajo un enfoque basado en Derechos Humanos. A partir de aquí, nos planteamos que nuestro rol como agentes que trabajan en comercio justo, debe ir más allá de la mera implementación de proyectos, de la mera ejecución de actividades de educación para el desarrollo y sensibilización, o de la mera venta de productos de comercio justo; nos planteamos nuestra misión como el fortalecimiento de redes de sociedad civil tanto Sur-Norte, como Sur –Sur y Norte-Norte, para el pleno ejercicio de los derechos humanos a través de la transferencia de capacidades, con una visión desde lo local hacia lo global.

Se trata de un proceso de concertación entre los y las agentes que interactúan en un territorio determinado, para impulsar, con la participación permanente, creadora y responsable de las ciudadanas y ciudadanos, un proyecto común de desarrollo que implica la generación de crecimiento económico sustentable, equidad en el proceso de crecimiento, sustentabilidad ecológica y enfoque de género con el fin de mejorar la calidad de vida de personas consumidoras y productoras.

Máquina de café de Comercio Justo en el centro educativo La Purísima

Nuestra experiencia en maquinas de vending se inicio en 2011. El objetivo era y es establecer redes con la sociedad civil, y vincularlas con el comercio justo. Iniciamos la experiencia trabajando conjuntamente con el Centro de Inserción Social de Instituciones Penitenciarias (CIS) y con el Centro Educativo La Purísima de Valencia, con un doble objetivo: en primer lugar, la sensibilización sobre la compra de productos de comercio justo de cara a alumnado y profesorado del centro educativo y sobre su impacto en personas productoras y consumidoras; y en segundo lugar, la inserción social de reclusas y reclusos.

Personas reclusas que necesitaban un voluntariado social para conseguir un régimen abierto daban un servicio de cafetería con productos de comercio justo en el Centro Educativo La Purísima de Valencia. La iniciativa tuvo tanto éxito en la concienciación de personas consumidoras que hasta se cambiaron los productos utilizados en la máquina de vending, por productos de comercio justo y se implementaron actividades de venta de productos de comercio justo, en los patios, por alumnado del centro.

Esta experiencia continua con máquinas expendedoras de bebidas calientes en la que el café, el azúcar y el cacao son de comercio justo. Junto a ellas instalamos maquinas de aperitivos y alimentación en la que los productos son de comercio justo o de producción local.