Los colegios Santo Ángel, Montemolín y Gran Vía de Zaragoza y los de La Salle en Burgos y Puerto Real (Cádiz) han recibido esta semana el título de Centro Educativo por el Comercio Justo, una iniciativa coordinada por las organizaciones PROYDE, IDEAS y SETEM que destaca el compromiso de toda la comunidad escolar con el Comercio Justo.

El día 17 de octubre, a partir de las 18 horas, en el vestíbulo del Colegio de La Salle en Burgos, se desarrolló el acto de entrega del diploma que lo acredita como “Centro Educativo por el Comercio Justo”. La distinción fue entregada por la delegada de PROYDE – Noroeste, Dña Gemma Muñoz, en representación de las ONGD que coordinan la iniciativa. Al acto asistieron D. Baudilio Fernández – Mardomingo Barriuso, delegado territorial de la Junta de Castilla y León y ha contado con la representación de instituciones locales (Ayuntamiento, Diputación y Delegación de Educación).

Cada uno de los que intervinieron resaltaron el mérito de los voluntarios que durante 8 años han mantenido abierta la tienda de Comercio Justo y expusieron sus deseos de continuidad con la labor del Comercio Justo en el Colegio. El acto finalizó con una degustación de café, pastas y dulces de Comercio Justo.
Hoy jueves 25 de Octubre tendrá lugar el reconocimiento de los tres centros La Salle de Zaragoza (Santo Ángel, Montemoln y Gran Vía) que serán los primeros centros en recibir esta distinción en la comunidad aragonesa.
Desde hace varios años estos 3 centros han ido incrementado la sensibilización y el compromiso de toda la Comunidad Educativa por el Comercio Justo: puestos permanentes de venta, cafés solidarios con madres y padres, juegos cooperativos, tutorías, participación en la Lonja de Comercio Justo de Zaragoza y en la Comisión de la Federación Aragonesa de Solidaridad son las acciones que se llevan a cabo para favorecer un comercio con justicia.

Mañana viernes 26 tendrá lugar el acto de entrega del diploma al centro educativo de La Salle en Puerto Real.

El título “Centro Educativo por el comercio Justo” reconoce a colegios comprometidos con el Comercio Justo, que utilizan estos productos tanto como les es posible, informan y apoyan las campañas de Comercio Justo y divulgan su importancia como herramienta para reducir las desigualdades que provoca el comercio global.
Para ello en los centros se forma un grupo de trabajo, se elabora un plan de acción y se solicita la acreditación. Este programa promueve la colaboración entre estudiantes y el resto de la comunidad educativa para integrar criterios de responsabilidad social y medioambiental en las pautas de consumo.

El proyecto se enmarca dentro del programa europeo de Ciudad por el Comercio Justo, de las que ya hay más de 1000 en todo el mundo.

El proyecto Centros Educativos por el Comercio Justo está coordinado por las organizaciones de Comercio Justo: PROYDE, IDEAS y SETEM con la financiación de la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo).