Noticias

22-10-2015 ·

Del 21 de octubre al 4 de noviembre de 2014, contamos con la visita de dos representantes de CoopeAgri, cooperativa de Comercio Justo de Costa Rica, en el marco del proyecto “Millor si és Just II. Comerç Just i Territoris Sostenibles”, ejecutado por la asociación La Tenda de Tot el Món y cofinanciado por la Conselleria de Benestar Social de la Generalitat Valenciana en la convocatoria de proyectos de sensibilización y/o educación para el desarrollo 2012.

Durante su estancia, Alba Nidia Rojas, productora de café con participación en diferentes órganos directivos de CoopeAgri y líder en la región en busca de mejores alternativas para los productores y especialmente para las productoras, y Mariano Ponce, responsable del control de calidad y exportaciones de la cooperativa, nos acercaron a la realidad de las cooperativas de Comercio Justo de las que comercializamos y consumimos productos.

Fueron 14 días muy intensos, donde dos personas infatigables, con gran capacidad de trabajo y de comunicación, y bajo puntos de vista diferentes en función de su edad, experiencia vital y diferente trabajo que realizan en la cooperativa, nos enseñaron la lucha diaria de las comunidades productoras de materias primas del Sur, su problemática, su búsqueda de alternativas a través del trabajo cooperativo, y de qué manera la incorporación a los circuitos del Comercio Justo ha influido e influye en su desarrollo.

El balance de su actividad fue: 15 talleres en centros educativos de Secundaria con más de 480 participantes, actividades y reuniones en las 3 Universidades públicas valencianas (UJI, UV, UPV), 9 encuentros con organizaciones sociales de diversa índole y con la ciudadanía, participación en el curso “Acercándonos al Sur”, reuniones en la Dirección General de Cooperación y en la Diputación de Valencia, encuentros comerciales con dos importadoras de Comercio Justo estatales, y 7 intervenciones en medios de comunicación, entre otras.

Un año después, con la certeza de haber vivido colectivamente una experiencia muy enriquecedora e inolvidable, nos gustaría compartir las palabras que Alba Nidia Rojas no envía desde Costa Rica:

San Isidro de Pérez Zeledón, San José,Costa Rica. Septiembre, 08 de 2015

Hola compañeras y compañeros de la tenda, “mujeres y hombres valientes y solidarios”.

Un saludo con agradecimiento profundo, una felicitación por seguir luchando a pesar de todo.

De mi parte trataré de expresar la vivencia con palabras ya que fue y será increíble que una mini productora estuviera en Valencia y demás lugares. Esto gracias al Comercio Justo y La Tenda de Tot el Món y a personas luchadoras como ustedes.

La experiencia fue muy enriquecedora porque nos permitió contar nuestras vivencias, pudimos profundizar y darnos cuenta cómo otros países del otro lado del mundo están pensando en esta población de Costa Rica la cual va sobreviviendo con el cultivo de café y la caña de azúcar.

Fue emocionante el compartir con los muchachos estudiantes, voluntarios, profesionales, medios de comunicación y demás, quienes brindaron su atención a una campesina y a un colaborador, ahí nos dimos cuenta de la necesidad de informar para qué sirve el Comercio Justo y cuánto lo necesitamos.

Muchísimas gracias a todos y todas las personas que pusieron su gran esfuerzo.

Cuando hablo a los productores desanimados les comento, que tenemos una esperanza que se llama Comercio Justo. La estancia allá nos inspira a seguir luchando para que nuestros hijos por lo menos puedan estudiar, y trabajar mejor en el futuro a pesar de lo difícil que se hace producir por las plagas y precios bajos del mercado mundial, entre otros.

También considero que fue un puentecito entre productora y consumidores que me dignificó y pude como persona conocerlos para contar tantas maravillas y cómo personas que sin conocernos nos apoyan promoviendo el programa de Comercio Justo en el cual necesitamos crecer para el bien de las familias, teniendo en cuenta el 60 % de nuestra población somos madres con la responsabilidad de la familia.

De Coopeagri, mi cooperativa, les cuento que no sé qué haríamos si no existiera y así lo expresan muchos.

Recientemente me declararon diabética 2 y fue mi salvación el programa Médico de Empresa el cual es subsidiado con la prima de Comercio Justo, en donde son atendidas alrededor de 15 mil personas por año, tanto para los asociados como su núcleo familiar.

Además, nos ayuda con capacitaciones, transporte de fertilizante pues la gran mayoría no tenemos transporte, tiene un programa de rescate de valores y prevención de agresión intrafamiliar, créditos blandos pues en Costa Rica no tenemos acceso a crédito por falta de garantías en gran parte. El programa de Ilusiones Navideñas que consiste en dar vivienda digna a familias especiales en condiciones de pobreza extrema.

En total son 17 programas de ayuda al productor que significa poder alimentar a la familia.

A todo esto le llamamos Balance Social, también la prima lo usamos para protección del medio ambiente y mejorar la producción.

En Coopeagri nos aglomeramos 9000 productores muy pequeños, y tiene ya casi 54 años de existir, somos de una zona que dependemos de la agricultura, por eso es tan importante; los directores somos agricultores(as).

Gracias a Coopeagri y al Comercio Justo, he podido digitar este mi primer documento en computadora por lo que pido disculpas en los errores y me siento orgullosa a la vez.

Solo quiero despedirme diciendo ÁNIMO, el destino nos puso en el mismo camino por alguna razón y estoy segura que será tan buena como lo es Comercio Justo para nosotros.

Con mucho cariño de quien estará eternamente agradecida por la oportunidad que me dieron de participar en este programa en su país.

Hasta pronto.

Alba Nidia Rojas Borbón.

Representante de 6000 productores de café de ellos 2500 son mujeres.