«Cambio climático, adaptación agrícola y Comercio Justo»

El Informe «Cambio climático, adaptación agrícola y Comercio Justo. Identificando los desafíos y las oportunidades» expone los importantes desafíos para el movimiento de Comercio Justo frente al cambio climático.

Cada vez hay más pruebas de que los pequeños agricultores de los países en desarrollo están experimentando una mayor variabilidad y cambio climático. Se espera que el cambio climático incluya más eventos extremos y efectos de inicio lento, como cambios en las precipitaciones y la temperatura.

Se considera probable que el cambio climático tenga principalmente efectos negativos en la producción agrícola, la seguridad alimentaria y el desarrollo económico, especialmente en los países en desarrollo (véase, por ejemplo, Hannah y otros, 2005).

En la actualidad está bien ensayado en la bibliografía que los efectos del cambio climático los sentirán más los más pobres, que son los que menos recursos tienen para afrontarlos y cuyos medios de vida dependen de manera desproporcionada de los recursos naturales sensibles al clima. Por lo tanto, se requerirá una inversión considerable para reducir los efectos adversos del cambio climático en los más pobres y en los pobres de las zonas rurales en general.

El fortalecimiento de la capacidad de adaptación y la promoción de adaptaciones agrícolas específicas entre los agricultores y las organizaciones de Comercio Justo mejorarán su capacidad de respuesta a los efectos del cambio climático.

Están surgiendo nuevas oportunidades, como el aprovechamiento de los mecanismos de financiación del clima, a los que las organizaciones de comercio justo pueden tener acceso tanto para mitigar el cambio climático como para adaptarse a él.

Se proyecta un cambio climático, con altos grados de certeza, para tener principalmente efectos negativos sobre la agricultura la producción, la seguridad alimentaria y el desarrollo económico, especialmente en los países en desarrollo. Por lo tanto, plantea importantes desafíos para el movimiento de Comercio Justo.

Este informe establece lo que sabemos en la actualidad sobre esos desafíos y formas para hacerles frente, y hace recomendaciones de acciones para aumentar la resistencia de los agricultores contra el cambio climático que pueden seguirse dentro de las vías de impacto del movimiento de Comercio Justo.

La segunda sección del informe introduce el Comercio Justo, y el vías a través de las cuales busca lograr un impacto positivo para los agricultores y trabajadores desfavorecidos:

● Desarrollo social y productor medioambiental normas

● Estándares de los comerciantes

● Creación de capacidad

● Creación de redes, gobernanza y promoción

 

Además, introduce los conceptos clave de:

● Predicciones e incertidumbres climáticas

● La vulnerabilidad al cambio climático como variable social, así como la capacidad de adaptación, y la resiliencia, la capacidad de hacer frente a las perturbaciones y el estrés y de recuperarse de ellas

● La importancia de evaluar los conocimientos actuales de los interesados sobre el clima.

Se expone la complejidad de los efectos probables en los pequeños agricultores, combinando los efectos de los fenómenos extremos, la mayor variabilidad y los medios cambiantes, cada uno de ellos considerado con respecto a los procesos biológicos a nivel de los cultivos, los procesos ambientales a nivel de los paisajes y los efectos en la salud humana y los medios de vida no agrícolas.

También habrá repercusiones indirectas, de los procesos ambientales en otros lugares y de las propias políticas introducidas para hacer frente al cambio climático, todo ello en el contexto de las muchas otras tendencias ambientales, demográficas, económicas y normativas que afectan a los pequeños agricultores.

Se examina brevemente la bibliografía sobre la adaptación de la agricultura al cambio climático y, en particular, la distinción entre las adaptaciones a nivel de la explotación agrícola y las adaptaciones institucionales/políticas. Se introduce el importante concepto de sistemas de innovación agrícola, que incluye la transferencia de conocimientos entre los agricultores y diversas partes interesadas, así como los contextos sociales e institucionales para esas transferencias: los sistemas de innovación deberán ser más descentralizados y participativos para responder al cambio climático.

Los papeles deseables para el Comercio Justo se consideran en el marco de la creación de la capacidad de adaptación y la resiliencia, bajo seis aspectos: humano, ecológico, económico, social, físico y político.

Descarga aquí el informe completo: «Climate Change, Agricultural Adaptation and Fairtrade. Identifying the Challenges and Opportunities» (en inglés)

Este documento ha sido redactado por el Instituto de Recursos Naturales de la Universidad de Greenwich, y encargado por la Fundación Fairtrade.

[adjuntos]