En su visita a España invitada por IDEAS Comercio Justo, María Ávila nos habla de cómo la cooperativa Agropía ha logrado comercializar bajo criterios de comercio justo las papas nativas de la región de Huancavelica, en el altiplano peruano. También de la experiencia que ha sido para ella conocer otras iniciativas de comercio justo en Córdoba y Madrid, en el primer viaje que realiza fuera de su región.

La región de Huancavelica está considerada como el departamento más pobre de Perú con una inseguridad alimentaria importante. Fue ampliamente afectada por la violencia del Sendero Luminoso y la represión militar, marcando profundamente a la población. Sin embargo las comunidades poseen otra riqueza: las papas nativas. Como no están valorizadas por el mercado local, se destinan principalmente al consumo de las familias. A ojos de los productores, representan una herencia y una cultura milenaria.

Hasta esta fecha solo sembraban patatas nativas convencionales para autoconsumo, entonces decidieron cumplir su sueño… La cooperativa de Comercio Justo Agropía logró construir su propia planta de fritura. También consiguieron cultivar su producto de forma orgánica, abriéndose camino en el mercado internacional.

Agropia nace en el 2008 y  actualmente está formada por 600 beneficiarios de 17 comunidades campesinas presentes en una zona andina de Perú con alto índice pobreza. 

Más información:

“Solidaridad, responsabilidad, transparencia, puntualidad, respeto, equidad…” Palabras las de María cargadas de valores. Entrevista a María Ávila Quilca en el programa de radio “En Mangas Verdes”, de EFE Verde, dirigido por Pedro Pablo May.

-Agropía, la historia de un sueño.