Según fuentes de información a las que tuvo acceso la  “Campaña Global para Reivindicar la Soberanía de los Pueblos, Desmantelar el Poder Corporativo y poner fin a la impunidad”, en el marco de la quintacomisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, encargada de asuntos presupuestarios, la delegación de la Unión Europea está tratando de eliminar el financiamiento al Grupo de Trabajo de composición abierta (IGWG) encargado de elaborar la propuesta de un instrumento internacional legalmente vinculante para las empresas transnacionales en materia de derechos humanos.

Es importante recordar que, creado de conformidad con la Resolución 26/9 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (adoptada en junio de 2014), el Grupo de Trabajo Intergubernamental en cuestión persigue crear un mecanismo a nivel internacional, que proporcione a las víctimas y las comunidades afectadas el acceso a la justicia frente a las violaciones de los derechos humanos cometidas por las empresas transnacionales.

La Unión Europea, que parece otra vez ser la punta de lanza del lobby del capital y las empresas transnacionales en el sistema ONU y en particular en dicho Grupo de Trabajo, ha intentado durante tres años descarrilar el proceso de la ONU por todos los medios, llegando inclusive a ignorar los códigos diplomáticos. Hasta ahora no han tenido éxito, en la medida en que este Grupo de Trabajo, siguiendo su mandato, celebró su tercera sesión en octubre pasado y se espera que tenga un proyecto de tratado para la negociación en su cuarta sesión (2018).

El último intento de la Unión Europea en el quinto comité de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York es parte de su estrategia a largo plazo para evitar cualquier debate sobre el comportamiento, a veces incluso criminal de las empresas transnacionales. A través de esta estrategia, la Unión Europea demuestra una vez más que prioriza los intereses de lasempresas transnacionales por sobre los derechos humanos.

La Campaña Global para reivindicar la Soberanía de los Pueblos, Desmantelar el poder de las Transnacionales y poner fin a la Impunidad, condena este nuevo intento de la Unión Europea de descarrilar el trabajo del IGWG, esta vez a través del cancelamiento de los recursos financieros para su funcionamiento.

Ante estas circunstancias, llamamos a:

1. A los las organizaciones y movimientos de la sociedad civil de Europa y otras regiones a denunciar y movilizarse contra este intento en sus propios países.

2. A la Unión Europea a que desista de este intento de sabotear el proceso de elaboración de un tratado vinculante sobre Empresas y Derechos Humanos, y a unirse de forma constructiva al mismo como instado reiteradamente por el Parlamento Europeo ;

3. A los Estados Miembros de la ONU a rechazar de firmemente el intento de eliminar el financiamiento del IGWG. Y, por el contrario, que el quinto comité considere el incremento del presupuesto de este grupo en razón de la creciente importancia del proceso y del creciente número de estados y organizaciones involucrados año tras año.

Corresponde a los estados y los organismos regionales reafirmar su apoyo continuo al mandato y al proceso, apoyando y votando por los recursos y presupuestos necesarios.

 

Más información: https://www.stopcorporateimpunity.org/

#BindingTreaty

Contacto: contact@cetim.ch

 

Campaña Global para Reivindicar la

> Soberanía de los Pueblos, Desmantelar el Poder Corporativo y poner fin

> a la impunidad