Entrevistamos a Juanjo Martínez, presidente de WFTO Europa, con motivo de la publicación del informe del que es autor, “El comercio justo y la erradicación de la pobreza. El caso de Bangladesh«, editado por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo.

El Cuaderno nº8 de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo se presentará el próximo 20 de febrero, coincidiendo con el Día Mundial de la Justicia Social.

En el informe “El Comercio Justo y erradicación de la pobreza, el caso de Bangladesh”, se habla de las previsiones macroeconómicas, que parecen estar mejorando a nivel global, “aunque a un ritmo más lento de lo esperado”:

Según Naciones Unidas, en 2016 la economía mundial se expandió en un 2,2%. Se pronostica que el producto bruto mundial se expandirá en un 2,9% en 2088. Asimismo, la Organización Mundial del Comercio prevé para 2018 un crecimiento del comercio mundial del 2,4%.

Sin embargo, la propia Naciones Unidas avisa de que muchas regiones registran tasas de crecimiento inferiores al nivel necesario para lograr avances rápidos con vistas a la consecución de los Objetivos de desarrollo Sostenible.

En el mismo sentido, también la OIT advierte de que “a menos que se tomen medidas para aliviarla, la pobreza podría perpetuarse de generación en generación, exacerbando la inestabilidad socioeconómica y erosionando el apoyo a las políticas en favor del crecimiento.

Avisos que refuerzan la idea de que es necesario avanzar hacia un desarrollo sostenible e inclusivo para todos y todas que no deje a nadie atrás.

¿Es posible crear «un sistema de producción y comercialización viable que anteponga los derechos de las personas a un consumismo ciego e insostenible» sin cambiar el modelo económico?

Seguimos con más datos que aporta el Informe “El comercio justo y la erradicación de la pobreza”:

«Aproximadamente la mitad de la población mundial todavía vive con el equivalente a unos 2 dólares estadounidenses diarios, con una tasa mundial de desempleo del 5,7%, y en muchos lugares el hecho de tener un empleo no garantiza la capacidad para escapar de la pobreza.»

La ONU también habla de «revisar nuestras políticas económicas y sociales», y así lo expresa el 8º Objetivo de Desarrollo Sostenible

Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

También dice este Objetivo que «para conseguir el desarrollo económico sostenible, las sociedades deberán crear las condiciones necesarias para que las personas accedan a empleos de calidad, estimulando la economía sin dañar el medio ambiente.»

Esto es, además, parte esencial de las máximas del Comercio Justo:

las prácticas comerciales justas, el pago justo, la igualdad de género, la libertad de asociación sindical y la no discriminación, la erradicación del trabajo infantil y trabajo forzoso, y condiciones de trabajo seguras y saludables.

¿Cómo contribuye el comercio justo al objetivo de erradicar la pobreza, el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un compromiso de Naciones Unidas para cumplir antes del 2.030?

 

“El Comercio Justo y la erradicación de la pobreza. El caso de Bangladesh.”


1. Un poco de contexto:

La economía de Bangladés crece a un ritmo cinco veces superior al que se reduce la pobreza. Sin duda la desigualdad está detrás de estos datos. Pero conozcamos mejor el contexto de esta situación. Juanjo Martínez pone en el mapa Bangladés y su historia:

2. El Rana Plaza.

En 2013 se derrumbó el edificio Rana Plaza y causó la muerte de más de mil personas que trabajaban en diferentes empresas textiles. El edificio estaba agrietado y así se había denunciado. Algunas empresas que lo ocupaban, lo habían desalojado apenas una semana antes del derrumbe. Por desgracia, no todas. Es evidente que era evitable. Pero no se evitó. Había que seguir produciendo y vendiendo.

Así nos lo recuerda Juanjo Martínez:

3. La industria textil. ¿Por qué Bangladés ha tenido que aumentar tanto sus exportaciones de textil para rebajar la pobreza?

El crecimiento de la industria textil en Bangladés se hizo a base de competir en bajos salarios y en escasas inspecciones por parte del gobierno que aseguraran las condiciones laborales que sus leyes defendían. El gobierno dependía demasiado de este sector como para arriesgarse a perder inversiones extranjeras y, sobre todo, demanda de productos.

4. El Comercio Justo incide de manera positiva en los objetivos referidos a la reducción de la pobreza, la igualdad de género, el trabajo decente y crecimiento económico, la producción y consumo sostenibles, y combatir el cambio climático, que constituyen los ODS número 1, 5, 8, 12 y 13, respectivamente.

¿Es posible cumplir con estos objetivos?

  1. Bangladesh o cómo el comercio justo empodera a las mujeres.

Todas las mujeres deben poder acudir a instituciones justas y eficaces para tener acceso a la justicia y a servicios esenciales. De lo contrario, aumentaran las injusticias y la inestabilidad, y se perpetuará la discriminación. Sin embargo, tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, varias instituciones siguen negando sus derechos a las mujeres y niñas, en especial, mediante la impunidad con que se tratan los casos de violencia de género.

16ª Objetivo de Desarrollo Sostenible

¿Cómo contribuye el Comercio Justo a la Justicia Social, contemplado también en el objetivo 16 de Naciones Unidas, desde la perspectiva de género y en el caso de Bangladesh?