Noticias

El acto fue presentado por Tomás de Haro, coordinador del área de cooperación y solidaridad de la Universidad de Córdoba. Intervinieron Mercedes García de Vinuesa, representante de la Junta Directiva de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, y Gonzalo Donaire, responsable de estudios de dicha entidad.

El informe refleja que la facturación obtenida por los artículos de Comercio Justo en 2010 fue de 22’5 millones, lo que supone un incremento del 24% respecto a 2009 y del 33% desde 2008. Esta cifra recoge las ventas de las organizaciones miembro de la CECJ y las de los productos que cuentan con la certificación del sello Fairtrade.

Las ventas de productos certificados han aumentado un 82% en el último año. Mientras que las ventas de las organizaciones miembro de la CECJ han descendido un 10,8% en el mismo periodo. Hasta el 2008, los artículos con certificación se comercializaban casi exclusivamente a través de las entidades de la Coordinadora, pero a partir de esa fecha también se distribuyen en grandes superficies, supermercados, máquinas de “vending” y cadenas de cafeterías, lo que explica su ascenso. Los principales espacios de venta para las organizaciones son sus propias tiendas y otros pequeños comercios (herbolarios, tiendas de artesanía y regalos, etc.), que sí han notado los efectos de la crisis.

Según el informe, desde el año 2000 las ventas de Comercio Justo se han triplicado. Sin embargo, España todavía se encuentra lejos de la media europea. En nuestro país el gasto medio anual es de 478 euros por mil habitantes, mientras que en Europa esta cifra es aproximadamente diez veces mayor.

En cuanto a las preferencias, 7 de cada 10 productos vendidos por las organizaciones de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo son de alimentación. Y, dentro de ellos, fundamentalmente café, azúcar y cacao. Sólo estos tres generan las tres cuartas partes de las compras de alimentación. Un sector que ha ido ganando terreno frente a la artesanía, en claro retroceso. Así, mientas que la alimentación apenas ha sufrido el impacto de la crisis (incluso ha crecido un 0,4%), la artesanía ha registrado una bajada del 44%.

El informe, que cuenta con financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, fue presentado en Madrid (29 de septiembre) y en Valencia (14 de Octubre)

Para consultar el informe completo, pincha aquí.