Noticias

Más de 2500 personas colaboran como voluntarias en las organizaciones de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. En este 5 de diciembre, Día del Voluntariado, queremos destacar su labor. David, Mar, Daniel y Mikel nos cuentan su experiencia

“Ser voluntario en la tienda de Comercio Justo es una manera de transformar la sociedad en la que vivo, y también de cambiar el mundo.” Daniel Fernández de Larrinoa

Me llamo Daniel, tengo 38 años, vivo en Vitoria. Trabajo como bibliotecario y también programo actividades culturales para mayores de 55 años. Colaboro con medicus mundi Álava

¿Llevas mucho tiempo colaborando en Comercio Justo?

Llevo alrededor de 9 años

¿Qué tipo de labor/tareas realizas?

Daniel es voluntario en la tienda de Medicus Mundi Álava

Una o dos tardes al mes me encargo de atender la tienda de comercio justo. Pero no estoy solo, atendemos dos personas cada turno. La parte más importante es la comunicación con las personas que vienen a comprar, o a preguntar algo o simplemente a echar un vistazo a la tienda.

Puede haber gente que nunca ha oído hablar del comercio justo y no sabe que esa es una tienda de comercio justo. Entonces hay que introducirles un poco en el tema y darles oportunidad de ampliar la información por otros medios (boletín de medicus mundi Álava, internet…). Además hay clientes habituales que saben lo que quieren y pueden requerir información más concreta sobre los productos.

Aparte de esta tarea principal me puede tocar otras tareas como etiquetar productos, reponer existencias, ponerme al día de nuevos productos o de informaciones que nos llegan, por poner un ejemplo, sobre una importadora de café o una cooperativa de trabajadores que realizan artículos de cuero que vamos a poner a la venta en breve…

¿Cómo conociste el Comercio Justo?

Conocí medicus mundi Álava mediante la tienda de comercio justo que tenían en la plaza de abastos de Vitoria. Compraba de vez en cuando café, chocolate… y poco a poco fui interesándome por los planteamientos que defiende el comercio justo: salarios dignos, rechazo al trabajo infantil, condiciones laborales dignas… Estas cosas, que al principio las daba por hechas, no son habituales en muchos países. A poco que reflexiones un poco te das cuenta de lo injusto de esas situaciones. Luego viene la pregunta: “¿Y qué puedo hacer yo?” Como no puedo presentarme a presidente de los Estados Unidos, puedo consumir productos de comercio justo. Y, cuando el trabajo me lo permitió, me ofrecí para colaborar en la tienda.

En estos 9 años hemos trasladado la tienda, que era muy pequeña, y ahora tenemos más visibilidad, más capacidad de acoger talleres, más contacto con la ciudadanía, más ventas.

Además, llevo 5 años participando en la Junta de medicus mundi Álava, como vocal, como secretario y ahora como tesorero.

Al participar en la junta he conocido más profundamente la actividad de medicus mundi Álava: además del comercio justo gestiona programas para favorecer la salud en los países más desfavorecidos

¿Qué te llamó la atención del Comercio Justo cuando lo conociste?

Lo transparente que es, lo sencillo que resulta. Los productores pueden vivir de su trabajo dignamente, no están a expensas de especuladores que marcan precios desde el otro extremo del mundo sin aportarnos ningún valor. Además, se asegura que no hay trabajos forzados, ni trabajo infantil… Por otra parte, el respeto al medio ambiente va implícito en la gran mayoría de productos de comercio justo.

¿Por qué decidiste colaborar como voluntario en Comercio Justo?

Es una manera de transformar la sociedad en la que vivo, y también de cambiar el mundo. Aunque sea poco a poco, en dosis pequeñas, ¿quién puede quedarse sentado en el sillón de casa si con un pequeño compromiso de colaboración puedes contribuir a que la tienda de medicus mundi siga adelante?

La tienda no se queda en un intercambio de productos por dinero. Procuramos transferir las bondades del comercio justo, procuramos informar a la gente que se acerca… Al final se trata de informar a la gente para que tenga un conocimiento amplio de qué implica decidirse por un tipo de comercio o por otro. Cuanto más informados estemos, más exigentes seremos.

¿Quieres añadir alguna cosa más sobre tu experiencia como voluntario en Comercio Justo?

Creo que lo que yo aporto a medicus mundi Álava es poco comparado con la oportunidad de conocer mejor cómo funciona el mundo, otras realidades. Esa es la base para replantearte dónde estás, cuál es tu situación… y actuar en consecuencia. Además somos varios voluntarios, y cada uno aporta sus cualidades, sus puntos de vista…

Hay que decir que son las trabajadoras de medicus mundi Álava las que aportan el conocimiento y el trabajo que es la base de la tienda y los otros proyectos del medicus mundi. Sin ellas no tendríamos la capacidad de llevar a buen puerto la tienda de comercio justo.

“Del Comercio Justo me llamó la atención cuánto se podía colaborar con el desarrollo de productoras y productores con el simple hecho de comprar un producto de muy buena calidad”. Mar, voluntaria de la ONGD Petjades

Tengo 43 años y soy mamá de dos nenes. Vivo en la ciudad de Valencia.

¿Llevas mucho tiempo colaborando en Comercio Justo? Desde el 2013.

¿Qué tipo tareas realizas?

Venta productos de Comercio Justo en las campañas de promoción, fundamentalmente en las actividades que se realizan en el día del Comercio Justo, en las universidades y otros espacios para la promoción. Soy una de las voluntarias que colabora con las maquinas de vending para el profesorado en un centro educativo.

Mar, en un puesto de Comercio Justo de la ONGD Petjades

¿Cómo conociste el Comercio Justo?

Como voluntaria en la ong PETJADES.

¿Qué te llamó la atención del Comercio Justo cuando lo conociste?

Cuánto se podía colaborar con el desarrollo de productoras y productores en países en vias de desarrollo con el simple hecho de comprar un producto de muy buena calidad.

¿Qué es lo que te motiva del Comercio Justo para querer colaborar en este ámbito?

Que se pueda concienciar a la gente aumentando el consumo de Comercio Justo, ya que puedes mejorar las condiciones de vida y de trabajo de otras personas.

¿Quieres añadir alguna cosa más sobre tu experiencia como voluntaria en Comercio Justo?

Me ha encantado poder participar en todos los actos que se han hecho y espero seguir comprando sus productos, así como seguir como voluntaria en los actos que pueda asistir.

“Creo que las personas que vivimos en países desarrollados debemos implicarnos” David, voluntario de Ecosol ONGD

Soy informático y tengo 45 años

¿Llevas mucho tiempo colaborando en Comercio Justo?

David, en una feria de Comercio Justo.

No recuerdo exactamente pero por lo menos 15 años.

¿Qué tipo de tareas realizas?

Pues apoyo en temas técnicos en el campo de la informática y en campañas de promoción y difusión de Comercio Justo… colaboro en diversas actividades de sensibilización fundamentalmente en colegios, y en promoción, de esta parte lo que más me gusta son las ferias y mercadillos

¿Cómo conociste el Comercio Justo?

Directamente en el colegio. Ecosol nos informó a la comunidad educativa sobre qué era y como funcionaba y me pareció interesante.

¿Qué te llamó la atención del Comercio Justo cuando lo conociste?

Pues el intento de hacer un comercio realmente justo para los productores sobre todo y que los intermediarios dejasen de vivir a su costa.

¿Por qué decidiste colaborar como voluntario-a en Comercio Justo? 

Porque me parece que las personas que vivimos en países desarrollados debemos implicarnos. Hacer un poco, por poco que sea, ya es algo.

“El Comercio Justo es una opción válida y relativamente consolidada para consumir de forma responsable”. Mikel Gartzia Santamaria

Estoy de voluntario en la tienda de comercio justo de Medicus Mundi Araba en Vitoria-Gasteiz.

¿Llevas mucho tiempo colaborando en Comercio Justo?

Empecé a colaborar el año pasado.

¿Qué tipo de labor/tareas realizas?

Repongo productos cuando las estanterías se vacían, cobro a la gente…

¿Cómo conociste el Comercio Justo? ¿Alguien te lo contó?

La hija de una de las encargadas es amiga mía.

¿Qué te llamó la atención del Comercio Justo cuando lo conociste?

Que es una opción válida y relativamente consolidada para consumir de forma responsable. Tanto en el aspecto de la gestión ambiental como el de los derechos laborales.

¿Por qué decidiste colaborar como voluntario-a en Comercio Justo?

Como estoy desempleado, tengo tiempo libre y, dado que la tienda esta cerca de casa, trabajar aquí es un voluntariado muy cómodo para mí. Creo que hay que minimizar el consumo de productos lejanos, de materias primas o de manufactura lejana, pero hoy en día hay productos que el mercado solo nos ofrece desde lugares lejanos y sin garantías ambientales ni sociales. Pero el Comercio Justo está a mano en nuestra ciudad, es una alternativa muy importante.