Campaña Para disfrutar de un buen café…

Con esta campaña se pretende destacar el Comercio Justo como una alternativa comercial que beneficia tanto al consumidor como al productor ya que garantiza sus derechos y una calidad de vida digna.

Si quieres ver el spot en youtube pincha aquí

Se ha elegido el café porque, además de ser uno de los productos más significativos del Comercio Justo, es el segundo producto básico de mayor comercialización mundial, después del petróleo. Sólo en España se consumen cada año 200 millones de kilos de café. Su precio se fija en las bolsas de Nueva York y Londres, y está sujeto a una gran volatilidad. El Comercio Justo garantiza un precio estable a los grupos productores y superior al del mercado. Un estudio de la Plataforma Francesa de Comercio Justo concluye que en este sistema alternativo los campesinos reciben un 17% del precio de venta final, mientras que en el comercio convencional es de un 5%.

Se calcula que cada año la comercialización de café genera 52.000 millones de euros, controlada en su mayoría por cinco grandes empresas. Solo el 10% de esta cifra llega a los productores. El resto se queda en manos de los intermediarios.

Por ejemplo, el café de Etiopía, de una gran calidad y que se vende en países del Norte a un precio alto (se puede pagar hasta 15 euros el kilo), es producido por 1’2 millones de campesinos que reciben menos de 2 euros al día por su trabajo.

Por otra parte, la Organización Internacional del Trabajo estima que la mano de obra infantil representa en torno al 10% de las personas que trabajan en las plantaciones de café. El Comercio Justo garantiza que no se produce explotación laboral de niños y niñas.

Si quieres saber más sobre la comercialización internacional del café y los beneficios del Comercio Justo pincha aquí.

Además, la campaña consta de otros materiales: cuña de radio, banner, anuncios para prensa (2 versiones) y pie de firma. Puedes descargarlos y difundirlos (mira al final de la página)

Puedes descargar y difundir los materiales de esta campaña en catalán, euskera y gallego.

La campaña cuenta con financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.